CLUB ATLETICO CENTRAL CORDOBA DE ROSARIO
FUTBOL | Noticias
10/02/2017
Empate con sabor a poco

 

Córdoba jugó un flojo partido y apenas se llevó un empate 1 a 1 frente a Berazategui en el Gabino Sosa. Cristian Sánchez había abierto la cuenta; mientras que Román Martinángeli igualó para la visita. Con la victoria de CADU, el Charrúa quedó a cuatro puntos de la cima.

Inesperado traspié. La buena racha que llevaban los azules en este tramo del campeonato, la vuelta de varios titulares que habían sido baja en la fecha anterior y el hecho de enfrentar al último de la tabla, eran condimentos que hacían pensar que la tarde-noche de hoy podría ser un trámite de baja complejidad.

Pero, claro está, a los partidos hay que jugarlos. Y fue justamente eso lo que faltó. Si hoy Central Córdoba no ganó fue por sus propias deficiencias, sobre todo el flojo nivel de juego y la escasa cantidad de situaciones generadas en el arco rival, algo atípico para este equipo.

Una de las frases de Ariel Cuffaro Russo en vestuarios fue “regalamos el primer tiempo”. Indudablemente lo más flojo del Matador estuvo en esa etapa inicial, en la que la mitad de cancha jamás pudo hacerse dueña de la pelota, permitiendo que Berazategui sea, en gran medida, quien imponga condiciones. Prueba de esto es que Juan Marcelo Ojeda fue clave para mantener el cero con un par de intervenciones tremendas.

Del otro lado, lo más peligroso fue un remate de Lucas Lazo y un cabezazo de Juan Pablo Pereyra, ambos salvados por el arquero Rustton.

En el arranque del complemento, el Charrúa pareció mostrar un cambio de imagen. Sin crecer demasiado en cuanto a volumen de juego, pero presionando más arriba y buscando ahogar al rival en tres cuartos de cancha. Así fue como llegó la apertura del marcador: buen pase en profundidad de Renzo Funes para Cristian Sánchez, quien la tomó en el vértice del área y se llenó el empeine zurdo de pelota para clavarla en el segundo palo.

Lo previsible era que los azules, ya con la ventaja, empiecen a hacerse dominadores del desarrollo y jueguen con la desesperación del rival. No obstante, la realidad fue otra. La diferencia en el marcador apenas duró cinco minutos, ya que a través de una pelota parada apareció Román Martinángeli en soledad por el segundo palo para cabecear al gol.

El resto del segundo tiempo tuvo la misma tónica: un Central Córdoba con iniciativa y voluntad para salir a buscar el segundo tanto, pero tropezando siempre con su propia falta de claridad y certeza en los metros finales. Ni siquiera los ingresos de César Delgado, Federico Ferrari y Juan Fernández (estos últimos dos, un poco tardíos) pudieron modificar el panorama y los minutos se fueron consumiendo hasta el pitazo final.

El empate dejó al Charrúa a cuatro puntos del líder, Defensores Unidos. Si bien es cierto que queda mucho y que todos los equipos que pelean arriba han tenido traspiés inesperados, la realidad es que las dos unidades de hoy pueden llegar a lamentarse en el final del campeonato. Ahora será turno de descansar y empezar a planificar la visita a Cañuelas.

 

Foto: Juan José García

Alejandro Lopez Vega

Copyright 2017 | CLUB ATLETICO CENTRAL CORDOBA | San Martin 3250 | Rosario| Santa Fe | República Argentina | Tel/Fax: 482-8798

Desarrollo por Brian Oroño